INSTITUTO MÉDICO LINNEO

Factores de crecimiento plaquetario
El tratamiento con factores de crecimiento plaquetarios (Plasma Rico en Plaquetas) es una terapia no invasiva que estimula la regeneración de los tejidos dañados a través de la aplicación de la concentración de factores de crecimiento que se extraen del plasma sanguíneo del paciente.
Después de la extracción de un mínimo volumen de sangre del paciente, se somete a un proceso de centrifugado mediante el cual se aísla y se concentra el plasma rico en plaquetas, después se degranulan las plaquetas para extraer los factores de crecimiento plaquetario (PDGF, VEGF, IGF-1, FGF, KGF…). Con este concentrado, más la asociación de ozono médico se realizan los diferentes tratamientos responsables de la reparación y regeneración de los tejidos dañados de una manera rápida,   efectiva y  mínimamente invasiva. Todo el proceso puede llevar unos 40 minutos y el paciente puede regresar a su domicilio sin estar ingresado. Habitualmente suelen ser ciclos entre 3 y 5 sesiones, en algunos casos se pueden combinar a lo largo del tratamiento con ácido hilurónico y colágeno. 

El factor de crecimiento plaquetario está indicado para patologías como:

  • artrosis (rodilla, hombro, cadera, muñeca)
  • condromalacia rotuliana
  • fascitis plantar
  • tendinitis de De Quervain
  • protrusión y hernia de disco
  • degeneración de las vértebras de la columna
  • lesiones deportivas
  • rotura parcial de ligamentos y tendones
  • úlceras varicosas y por presión
 

TRATAMIENTO CON ÁCIDO HIALURÓNICO

La artrosis es una enfermedad crónica degenerativa provocada por el deterioro del cartílago articular. El cartílago recubre los extremos óseos que unidos dan lugar a las articulaciones permitiendo el movimiento, es por lo tanto indispensable para el correcto movimiento y la estabilidad de la persona, su erosión puede provocar la alteración de la articulación y el desgaste del hueso provocando dolor, limitación de los movimientos, rigidez, crujidos, y deformación articular.

El Ácido Hialurónico (AH), es un polisacárido glucosaminoglicano no sulfurado, esta sustancia está presente en nuestro cuerpo en el liquido sinovial de las articulaciones. En presencia de artrosis se observa una reducción del liquido sinovial y una reducción del tamaño de sus moléculas provocando dolor y limitación funcional de las articulaciones.

Con el tratamiento con infiltración con ácido Hialurónico intrarticular se puede compensar estas pérdidas y restaurar las propiedades viscoelásticas del líquido sinovial. Es una terapia que no provoca efectos secundarios, retrasa la formación de artrosis y alivia el dolor ya que mejorar la lubricación de la articulación y la capacidad de amortiguación.

En nuestra consulta nuestro especialista el Dr. Cuadra, aplica esta sustancia en combinación con otros tratamientos mínimamente invasivos como factores de crecimiento, ozonoterapia, diatermia, ejercicios de rehabilitación y plantillas para compensar las alteraciones de la biomecánica, logrando un tratamiento integrativo y altamente efectivo.